Inicio » Blog » Por qué los perros comen popo – Conoce las causas y como evitarlo

Por qué los perros comen popo – Conoce las causas y como evitarlo

Compartir en:

Entre todos los hábitos desagradables que pueda tener un perro, sin duda, comer sus heces ocupa el primer lugar. Si tienes un perro al que descubriste comiendo su caca, no desesperes. En este artículo te ayudaremos a comprender el por qué los perros comen popo y que hacer para evitarlo.

Aunque, en este tema la ciencia no ha indagado mucho, se puede decir que, comer excremento es un fenómeno relativamente normal en los perros.

El que un perro coma sus heces, o las de otros animales es un comportamiento natural en algunas etapas de la vida canina. La práctica de este repulsivo hábito se conoce como Coprofagia. Este trastorno del animal puede darse por diversas razones, pero primero entendamos, qué es la coprofagia.

Te puede interesar: Como entrenar a un perro para que no sea agresivo + VIDEO

¿Qué es la coprofagia canina?

Se denomina coprofagia, al comportamiento de ingerir las heces propias, como las de otros animales (incluidas las humanas). En el mundo animal, los perros no son los únicos que hacen esto. Tal es el caso de los conejos, para quienes comer sus heces es fundamental para obtener los nutrientes necesarios.

En los perros, este hábito se considera natural en cierta etapa de la vida. Los cachorros comen popo imitando el comportamiento de su madre (este hábito desaparece antes del año). Cuando una perra está criando sus cachorros, come las heces de estos, con el fin de mantener su entorno limpio y libre de olores que puedan atraer depredadores.

En el caso de los perros adultos que comen popo, esto puede darse por diversas razones de tipo orgánico o conductual. Este comportamiento puede comprometer la salud del animal, ya que puede ingerir excrementos con parásitos o sustancias toxicas. En algunos casos, este comportamiento se asocia a una patología conductual más grave, como la ansiedad o la desorientación en el perro mayor.

Quizás te interese este video de un experto de Royal Canin hablando sobre este tema de la coprofagia.

Tipos de Coprofagia

Existen tres diferentes tipos de coprofagia en los perros:

  1. Autocoprofagia: Cuando el perro come su propio popo.
  2. Coprofagia intraespecífica: Cuando las heces que ingiere el perro son de otros perros.
  3. Coprofagia interespecífica: Cuando los perros comen las heces de otras especies, incluidas las heces humanas.

¿Por qué los perros comen popo?

Los perros pueden recurrir a la coprofagia o ingesta de heces por diversas causas. Aquí te las contamos.

Causas de tipo orgánico:

  • Mal nutrición (déficit de vitaminas y minerales)
  • Insuficiencia pancreática exocrina.
  • Problemas digestivos
  • Diabetes mellitus
  • Parasitosis
  • Aumento del apetito
  • Síndrome de Cushing

Causas de tipo conductual:

  • Para llamar la atención
  • Aburrimiento
  • Estrés o ansiedad
  • Imitación de comportamiento
  • Curiosidad

¿Qué hacer si mi perro como popo?

Lo primero que se debe hacer si observa que su perro come excremento es consultar a su veterinario. Este será quien por medio de un chequeo exhaustivo determine las causas de tal comportamiento y las pautas a seguir ante esta situación.

¿Cómo evitar que un perro coma popo?

Si la razón de que tu perro coma heces fecales es de tipo conductual, puedes implementar algunas medidas para combatir este problema. Por ejemplo:

  • Colocar pequeños trozos de piña o de calabacín cocido en el alimento de tu perro, hará que su popo sea de un sabor desagradable para él.
  • Mantener el entorno del perro limpio, así no le daremos oportunidad al perro de que coma sus desechos. Supervísalo regularmente.
  • Dedicarle tiempo y afecto a tu mascota es algo que ayudará bastante. Como mencionamos antes, un perro puede comer su popo por aburrimiento o para llamar la atención.
  • Sacarlo a pasear y jugar seguido ayudará a mantener entretenido a tu perro.
  • Suministrar un alimento de buena calidad, es primordial para evitar que el perro recurra a la coprofagia por una alimentación deficiente.
  • Repartir su comida en varias raciones ayudará a que el perro se sienta saciado y no quiera comer sus heces.
Ver también: Higiene bucal de los perros, Importancia y consejos prácticos

La ingestión de heces, es un problema desagradable para los dueños de perros. Además de esto, hay que tener en cuenta que el excremento es una vía de enfermedades que pueden resultar fatal para nuestra mascota. Por lo que no estamos frente a un comportamiento canino que se deba pasar por alto, si queremos garantizar la salud y bienestar del perro.

¡Haz clic para valorar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
ENTRADAS RELACIONADAS